CARLITOS CIUFFARDI

LA HISTORIA

Carlos Ciuffardi, hijo  de inmigrantes italianos, nació en el barrio de Saavedra en 1934.  Empezó a trabajar a los 14 años, fue vendedor ambulante, obrero en una fábrica, fisicoculturista, futbolista en el club Platense y guardavidas.

 

A los 28 años, su amigo Aldo lo llevo a trabajar a La Martona, un pequeño local en Villa Gesell, donde la gente hacía barra tomando una leche acompañada de un panqueque con dulce de leche. Su pasión e inventiva lo llevaron a convertirse en pocos años en el socio de su amigo.

Ya en su propio local dejó de llamarse Carlos para convertirse en ”CARLITOS EL REY DEL PANQUEQUE Y LA HAMBURGUESA”. La Villa lo adoptaba como un clásico de la Ciudad, convirtiéndose en un atractivo turístico, siendo una visita obligada para cada veraneante, quienes  no dudaban en hacer largas colas para verlo y disfrutar de sus panqueques y sus hamburguesas caseras.

De marzo a noviembre quien quisiera saborear alguna de sus creaciones y encontrarse con Carlitos, solo tenía que acercarse hasta Vicente López, muy cerca de la General Paz donde abrió su segundo negocio en el año 1982 . Un lugar que reproduce la  mística del local geselino.

Con los años, Carlitos ha creado 400 variedades de panqueques dulces, salados y naturistas, y con la ayuda de sus hijos fue plantando bandera en otros barrios. No paró de crecer y CON LA POPULARIDAD LLEGARON LAS IMITACIONES, generando una suerte de mitos urbanos alrededor de su historia ¿Cuáles eran los originales y cuáles no? Intento registrar su nombre, y se encontró con la sorpresa de que ya lo habían hecho. Se renombro como “EL AMANECER DE CARLITOS Y SUS HIJOS” y a pesar que fue popularmente conocido, fue imposible patentarlo como propio. Finalmente adopto su actual y definitiva identidad “LO DE CARLITOS, EL SABOR ORIGINAL”, reconociéndose a simple vista con la inconfundible caricatura del Gran Carlitos. Así es que hoy, quienes buscan el verdadero sabor original saben que lo encuentran en los locales donde está la caricatura y fotografía de CARLITOS.

Y  LA LEYENDA CONTINUA…

En Abril de 2010 Carlitos se despidió de sus amigos a los 76 años, con el amor intacto por la plancha y sus creaciones, Carlitos se fue como el Grande que era, el Personaje, el Famoso, pero también como el Padre, el Amigo, el Laburante, que se lo podía encontrar en la madrugada preparando panqueques, picando carne o charlando con sus clientes… Eso fue Carlitos ante todo, un tipo humilde, sencillo , de esos que le gustan a  la gente y que gusta de la gente.

 CARLITOS ha creado un espacio diferente, convirtiéndose a sí mismo en una marca, en un símbolo, logrando seguir vivo en cada uno de sus locales, renaciendo como una LEYENDA.

 

“NO SE PORQUE LA GENTE ME QUIERE TANTO, SERÁ PORQUE USO SIEMPRE EL CARIÑO COMO INGREDIENTE O TAL VEZ PORQUE CADA PLATO ES UN HOMENAJE A MIS SERES QUERIDOS, A MUCHOS PERSONAJES QUE ME HAN VISITADO O ADMIRO TANTO.

NO SE PORQUE PERO YO ME SIENTO COMO UN ARTISTA QUE NECESITA CREAR, INVENTAR… … Y QUE SE DEBE A SU PUBLICO”

 

                                                                                                                                                                                    CARLITOS

2020 Lo de Carlitos, el sabor original®